El Dakar de Marc Coma

Me acuerdo aún de aquella edición en la que Marc Coma clamaba contra la organización por la gestión de condiciones atmosféricas. Fue capaz de hablar con la mitad de los pilotos punteros de motos de aquella edición, con el objetivo de ponerse de acuerdo con respecto a la situación que tenían en frente. Ese día me pregunté quien hacia los recorridos, como lo gestionaban los cambios de etapas. Además, dejo ver la capacidad de gestión y el conocimiento que tenía de la situación y la carrera como organización por parte de Marc Coma; si bien es cierto que no era ni la primera ni la segunda vez que corría la prueba. Por ello, que el año pasado dijeran que entraba a formar parte de la organización de la carrera no fue una gran sorpresa.

marc-coma

A mediados de enero terminó la edición del 2016 y comenzó el trabajo de Marc Coma como director de carrera del Rally Dakar. Él sería el encargado de gestionar la carrera, crear el recorrido, definir las etapas. Después de un año de trabajo y de plantear las cosas a su manera, se tiene lo que se ha visto en los primeros días del año, un rally que se parece poco a la edición anterior.

Marc Coma ha decidido darle la vuelta a la edición del 2017, para que se parezca un poco más a lo que era el Dakar. La navegación vuelve a tener más importancia que el correr mucho. Se ha inventado un recorrido complejo, con muchos cambios de rumbo y con el menor número de pistas posibles. Además ha cambiado el sistema de GPS para marcar los Way Point escondidos (o puntos de control) de manera más compleja. Todo esto ha resultado en que todos los pilotos, del más experto al más principiante, se hayan perdido en algún punto. Y no es un decir, Stefan Peterhansel, actual piloto de coches que ha ganado 13 ediciones del Dakar con la de este año, se perdió en la etapa 5 durante unos 20 minutos aproximadamente. Otros grandes navegantes también se han perdido como Moi Torrallardona (copiloto de Gerard de Roy en camiones), Lucas Cruz (copiloto de Carlos Sainz) o Joan Barreda.

Cabe destacar que con el aumento de la complejidad de la navegación, de los road books (libros de ruta) e incluso del propio recorrido, se ha disminuido el ritmo de la competición. Los participantes tienen que ir más despacio, disminuyendo el riesgo de grandes accidentes causados por las altas velocidades.

Si a mi me preguntas por como he visto la prueba este año, te diré que me gusta más que las últimas ediciones. Aumenta la emoción la posibilidad de que un día a otro la clasificación no se parezca en nada. Me gusta, me gusta lo que ha hecho Marc Coma y como lo ha planteado. Además, me da la sensación de que sabe muy bien lo que tiene en las manos y hacia donde quiere llevarlo.

Con esto, cierro el capítulo Dakar por este año, esperando ya por la siguiente edición.

Esto es el fesh – fesh

fesh-fesh-1Uno de los palabros que más oyes en una retransmisión del Dakar, a la organización de las etapas o en las entrevistas a los pilotos es el famoso fesh-fesh. ¿Qué es? El fesh-fesh se puede definir como:

Arena muy fina que tiene aspecto de superficie sólida, pero que se comporta como un barro o lodo poco compacto.

El fesh-fesh tiene un aspecto parecido a esto cuando lo ves en televisión.

Es decir, tu te lanzas por esa pista que parece fácil y te encuentras en “charco” de arena, en el que entras y es imposible sacar la moto o el coche. Esto se debe a que no es una superficie compacta, por lo que no hay tracción. Lo único que haces al acelerar es sacar arena, lo que implica que te vayas hundiendo un poquito más. Solución: toca sacar la pala y palear.

Yo soy de Laia Sanz

El Dakar es el rally raid más duro del mundo, lo era cuando tenia lugar en África, con mucho desierto y grandes kilometrajes entre otras cosas. Ahora en Sudamérica sigue teniendo la misma dificultad, cambiando ciertas cosas como añadiendo altura, agua, frío… Pero todo esto es lo que le hace atractivo.

Ese atractivo es lo que hace que haya una gran cantidad de participantes en todas las categorías, desde los más amateur hasta los profesionales de esto, que quieren tener ese trofeo en la vitrina. De entre ese grupo yo siempre me quedo con ella, con Laia Sanz.

No descubro nada sobre lo gran piloto que es. Entre todas las disciplinas es piloto de trial, enduro y evidentemente rally raid. Tiene un palmarés que la hace la mejor piloto española y una de las mejores del mundo. Con esta situación y con una habilidades y conocimiento suficientes llego, hace 7 años, la oportunidad del Dakar.

laia_sanz_presentacion_8En sus anteriores 6 participaciones, evidentemente ha sido la ganadora en la categoría femenina en las 6 ediciones y si termina esta edición lo será una vez más. Los primeros 2 – 3 años, era “la” piloto que se atrevía con las motos de una manera más o menos seria. Año tras año avanzando, y en su cuarta participación ya la miraban con otros ojos, cuidado que iba en serio. Lo suficientemente en serio como para terminar 16º en la categoría de motos. en su quinta participación llegaba con la cautela de siempre para terminar en el . El Top 10 del Dakar ya son palabra mayores. El año pasado, en su sexta participación, volvió a quedar 15º. A lo largo de este tiempo se ha situados ahí, en el top 15 o top 10, dejando de ser “la” piloto para ser un piloto de motos más en el Dakar. Acaba de empezar su 7º participación, dentro de unos días descubramos su posición final. De momento va con una moto oficial del equipo más potente, KTM.

Yo soy de Laia Sanz porque ha sido muy bonito verla llegar, correr, mejorar y situarse allí arriba, en la élite de este rally tan complicado donde se necesita ser muy bueno en todo. Por muchos años más disfrutando viéndola sobre una moto y entre las dunas.