Esta es mi gran reflexión del día: “No me gustan los empates, los odio. En el deporte se gana o se pierde.”

Se gana porque llegas el primero a la meta, porque metes más puntos que el contrario o porque es el que menos tiempo tarda. El primero en hacer lo que tenga que hacer gana, el resto pierde, así de simple.

Los únicos empates que entiendo son aquellos que se dan en ligas regulares, porque es verdad que cuando entran en juego más de uno partido puede ser que haya empates en la clasificación, pero siempre se puede encontrar un parámetro para desempatar.
Es cierto que hay deportes en los cuales es más complicado marcar ese punto para ganar un partido; pero siempre hay una forma de hacerlo. Como pasa a veces en tenis, aquí se juega hasta que uno gane. Si tienes que estar seis horas, se está seis horas; y si tienes que decidírtelo todo en los penaltis, pues en los penaltis.
¿Para que te juegas algo si al final no decides quién se lo lleva?

No me gustan los empates

Football is a gentleman’s game played by ruffians, and Rugby is a ruffian’s game played by gentlemen.

El fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros.

– Antiguo dicho Inglés.


Siempre se me viene a la cabeza este dicho cuando tengo en mis pantallas un partido de fútbol y otro de rugby a la vez. Me parece una definición exageradamente acertada. Os explico su significado.

El fútbol como un juego muy fino y elegante en el cual no se pueden utilizar las manos haciéndolo todo más limpio; siempre ha dado lugar a las trampas y al engaño de una u otra manera, sobre las reglas y el arbitro. Sin embargo, el Rugby es un juego sucio, bruto, incluso llegando a ser violento, pero que se tiene un gran respeto a las reglas, al arbitro e incluso a las normas no escritas. Además, ese tercer tiempo donde lo que sucede en el campo se queda en el campo y luego vamonos todos a tomarnos unas pintas.

Y si, yo soy de los del Oval 😀

Rugby vs Fútbol. Quote