Este año la natación tiene reinas

FINA BudapestCada dos años, los años impares, los grandes nadadores se tiran a la piscina en los mundiales de Natación. Hace una semana que comenzaron, y como siempre son las chicas y chicos de la sincronizada, junto con los saltadores y los equipos de waterpolo los que compiten durante la primera semana. La segunda semana está reservada a la natación pura, la fase final de waterpolo y a la nueva disciplina de saltos de gran altura.

Por supuesto la natación pura es la disciplina por excelencia, la que se lleva todos los focos. Las grandes estrellas de este deporte pertenecen a esta disciplina. Llega el gran campeonato, se buscan los grandes nombres y la verdad es que este año esos grandes nombres pertenecen a nadadoras.

  • Katie Ledecky. Si ya fue uno de los nombres de los pasados juegos olímpicos, esta vez no va a ser menos. Batió el récord de medallas conseguidas y se espera que sigan llegan más medallas y que sigan cayendo récords en la piscina.
  • Sarah Sjostrom. Una nadadora rapidísima que ha llegado en una forma fantástica y que da la sensación que no compite contra las nadadoras de las calles contiguas, sino contra el cronómetro y los diversos récords del mundo.
  • Katinka Hosszu. Nada en casa y todo lo que eso implica. Fue una de las grandes nadadoras durante los juegos y de acuerdo a la progresión que ha tenido, debería de ser una de las grandes nadadoras de este campeonato.

Y ¿nadie más? Evidentemente que pasarán por la piscina otros grandes nadadores a lo largo de esta semana larga de competición. Sin embargo, si estás esperando que añada dos nombres más a esta lista, siento decepcionarte, pero son ausencias para este campeonato. Ni Phelps, ni Lochte se tiraran al agua. Phelps está tranquilamente retirado yendo a la piscina con su hijo Boomer, y no me lo estoy inventando, en su instagram lo podéis ver. Lochte… ¿te acuerdas del problema que tuvo en Río 2016? Le sancionaron con 10 meses de sanción, por lo que no participará en estos mundiales.

Podría sacar algún que otro nombre más, pero no están cerca del campeonato que pueden llegar a hacer las tres nadadores de arriba. En este campeonato las chicas se llevan el protagonismo, y me encanta.

 

 

 

La piscina vuelve a ser una piscina y nos da un bronce

Yo recuerdo que había un tiempo en que para España la piscina olímpica era como un océano. Un lugar grandísimo y donde no había nada más que moléculas juntas de hidrógeno y oxígeno. Así de vacía ha estado la piscina para nuestro país en lo que a medallas se refiere. Hubo un tiempo en que la única manera de ver un español en mundiales o juegos olímpicos era en la sesión de clasificatorias, las de la mañana. Mientras esto sucedía lo que realmente nos enganchaba a este deporte era el maravilloso equipo americano, sus peleas con los poderosos australianos y los maravillosos holandeses y rusos en pruebas cortas. Eso que veía en la tele estaba tan lejos para España. A pesar de todo para mi la piscina siempre ha sido un espectáculo.

Mireia Belmonte Dia 1.jpgPero ese tiempo parece que ha pasado. No digo que tengamos un equipazo como lo sigue teniendo USA o Australia; o como el que ahora tiene Japón. Pero tenemos a Mireia Belmonte, algo que tampoco habíamos tenido en este país. Una nadadora con la que hay esperanzas de hacer cosas grandes, no de meterse solo en las finales (con todo mi respeto para todos los nadadores, ni que hacer finales fuese fácil). Una nadadora que no gana una medalla, que ha llegado a ganar dos y tres en la misma competición. Estamos en un tiempo en el que se puede ver la natación con intención de ver éxitos para España.

Y en este tiempo se cruzan unos Juegos Olímpicos, los de Río, que han hecho que en el primer día de competición España alcanzase la primera medalla, después de quedarnos a las puertas en el ciclismo.

En los próximos días veremos cuantas medallas nos da la piscina olímpica.