La historia de los hermanos Buffer

Para empezar, ¿quiénes son los hermanos Buffer? Los conoces, pero igual no sabes que los conoces. Pues bien, son las voces de las grandes veladas de boxeo y de MMA. Seguro que si te pongo su un audio reconoces sus voces. La curiosidad sobre los Buffer es que son hermanos, pero al principio no lo sabían. ¿Cómo? Te resumo esta historia.

En primer lugar te presento quien es cada uno, para que sepas diferenciar quién es quién.

Micheal Buffer

A Micheal Buffer le conoces por su famosa frase «Let’s get ready to rumbleeeee!». Lo hace en los cuadriláteros de boxeo más famosos y en las veladas más importantes desde 1984. En este punto ya sabes de quién estoy hablando. Desde el momento que se inventa esta frase, va aumentando la popularidad de la misma y decide registrarla. Así que sí, “Let’s get ready to rumble!” es una marca registrada desde hace unos años. Su popularidad siguió creciendo. Tanto es así que ha llegado a presentar otros eventos deportivos fuera de un ring como las Series Mundiales de baseball, las Finales de la NBA, las Finales de la Stanley Cup de NHL e incluso un gran premio de F1 de Estados Unidos.

Bruce Buffer

A Bruce Buffer le conoces por decir «It’s Timeeeee!!» en el octágono de artes marciales mixtas más famoso del mundo, el de la UFC. Lleva 25 años presentando las carteleras principales de las veladas de UFC. Sin embargo, su marca en el octágono no se limita a la famosa frase. Se ha hecho famoso el «Buffer 180», un movimiento que hace en las presentaciones de los grandes combates en el que gira rápidamente de la esquina azul a la esquina roja.


Pues bien, estos dos hermanos, hermanastros en realidad, conocieron de su existencia hace poco tiempo y esto es lo que me parece fascinante.

Micheal nació en 1944 y Bruce en 1957. El padre de ambos se casó y se divorció de la madre de Michael y luego se caso con la madre de Bruce. Sin embargo, ninguno de los dos sabía de la existencia del otro hasta 1984 cuando Bruce seguía a Michael en las veladas de boxeo y mucha gente empezó a preguntarle si era su hermano. En 1985, 28 años más tarde de que naciese Bruce, le comentó a su padre las preguntas que le hacía la gente y es cuando Joe Buffer (el padre de ambos), le comentó que en realidad eran hermanos. Se conocieron en 1989, 32 años más tarde de que naciese Bruce, tras las gestiones pertinentes de Joe con Michael.

Desde ese momento se hicieron hermanos inseparables y socios. El resultado es un negocio con grandes beneficios, sobre todo para Michael. Bruce ayudó a su hermano a explotar su marca registrada «Let’s get ready to rumble!».

Así que sí, si alguna vez te has preguntado si son hermanos. La respuesta es sí.

El pañuelo rojo o challenge

No hay pañuelo amarillo sin que no haya pañuelo rojo. Así que si ya expliqué qué era el pañuelo amarillo en el fútbol americano y cómo se usaba, hoy traigo aquí el pañuelo rojo.

El pañuelo rojo lo tienen los entrenadores, uno cada uno. Lo lanzan al suelo cuando no están de acuerdo con alguna señalización arbitral y quieren que sea revisada. Evidentemente, esto no es tan simple ya que ni se puede lanzar en cualquier momento, ni todas las jugadas son revisables.

Las reglas básicas para la utilización del challenge son las siguientes

  • Se disponen dos oportunidades para pedir la revisión
  • Para poder pedir una revisión se debe de tener disponible al menos un tiempo muerto
  • Debe de lanzarse el pañuelo antes de que se produzca el siguiente snap
  • Solo se pueden revisar aquellas jugadas que hayan comenzado antes del two-minute warning (descanso previo a los dos minutos de final de segundo y cuarto cuarto)
  • En caso de lanzar el pañuelo cuando no se debe, el equipo será penalizado con un tiempo muerto o 15 yardas si no tiene tiempos muertos disponibles

El resultado de la revisión puede ser satisfactoria, es decir que la decisión tomada en el campo sea revertida; o insatisfactorio, que la decisión tomada en el campo se mantenga o se confirme. Esto tiene una serie de consecuencias.

decisión confirmada o mantenida

El equipo que ha pedido la revisión pierde un tiempo muerto

Decisión revertida

Se modifica el resultado de la jugada

El equipo que ha pedido la revisión se le permite pedir otro challenge. En caso de ganar otro no se le concederá ninguna revisión más

No todas las jugadas pueden ser revisadas independiente del momento y la situación del partido.

Jugadas revisables

  • Pases completados / down by contact
  • Pases adelantados o retrasados
  • Recuperaciones de balón
  • Yardas de avance
  • Field goals
  • Free kicks
  • Rotura de plano del balón en la zona de marca
  • Receptores o corredores fuera de los límites del campo
  • Jugadores en el campo

Jugadas no revisables

  • Intentional grounding
  • Receptores inelegibles
  • Bloqueos ilegales
  • Contactos ilegales con los receptores

Existe otro grupo de jugadas que cuando se producen son automáticamente revisadas

  • Touchdowns
  • Fumbles
  • Interceptaciones
  • Scrimmage kick recuperados por el equipo que pateaba
  • Pases hacia atrás recuperados o que se han salido del campo
  • Descalificación de un jugador

Tiempo de decisión sobre el bateo

En el momento en el que un bateador se coloca en el home plate comienza un enfrentamiento de uno contra uno entre el pitcher y el hitter. El enfrentamiento tiene las siguientes fases:

  • Discusión entre pitcher y catcher sobre qué lanzamiento se va a ejecutar
  • El pitcher ejecuta el lanzamiento
  • El hitter ejecuta el swing o no

En este momento en función de si se golpea la bola o no, suceden cosas tales como la definición del tipo de bola o una carrera por las bases, una eliminación…

En este caso me centro en la tercera fase del enfrentamiento pitcher-hitter, la ejecución o no del swing.

¿Cuanto tiempo tiene un hitter para decidir si batear o no?

Milisegundos es la unidad de medida que se va a trabajar durante este post. De entrada el tiempo que se emplea en realizar el swing, el propio movimiento de bateo, es de 150ms. Es decir, del total de tiempo que tarda la bola en recorrer la distancia entre la mano del pitcher y el punto de bateo, ya hay 150ms ocupados en realizar el movimiento. El resto es el tiempo de análisis que dispone el hitter para decidir si «va o no va». Pero, ¿cuánto tiempo es? Evidentemente depende de la velocidad de la bola. Estas son algunas aproximaciones.

Se analizan las tres bolas más comunes, la fastball, el slider y la curveball. Estas tres bolas siguen un rango de velocidades cada una sobre las que se buscará una aproximación.

Fasball = 80 – 95 mphSlider = 70 – 85 mphCurveball = 65 – 80 mph
Rango de velocidades

Por otro lado la distancia que tiene que recorrer esta bola ronda los 60’6» (18,4m) que es la que hay entre la lomita y el home plate. Sin embargo, la bola sale de la mano del pitcher por delante del punto de medición de la lomita y el punto de impacto está por delante del punto de medición del home plate. Por lo que la distancia se queda en unos 55′ (16,76m) aproximadamente.

Escenarios se plantean con los siguientes valores: límite superior del rango de velocidades, 55′ de distancia de vuelo de la bola y 150ms de ejecución del swing.

Tipo de bolaFastballSliderCurveball
Velocidad de la bola95mph = 42,47 m/s85mph = 38 m/s80mph = 35,76 m/s
Tiempo de vuelo394 ms441 ms468 ms
Ejecución del swing150 ms150 ms150 ms
Tiempo de decisión244 ms291 ms318 ms
Calculo aproximado del tiempo de decisión

Así pues, en el caso de que se lance una bola rápida el bateador tendrá un cuarto de segundo para decidir si dejar pasar la bola o ejecutar el swing. En caso de un slider rondará un tercio de segundo y si es una curveball algo más de ese tercio de segundo.

Y después de decidir en un cuarto de segundo que van a por la bola, le dan, la sacan del campo y tu y yo saltamos en nuestras casas.