Estadísticas NBA – Deflection

Actualmente hay modas para todo, y las hay hasta para las estadísticas. Uno de esos parámetros que está muy de moda es el que voy a describir aquí, las famosas deflections.

Definición

Se define como el número de veces que el balón pasa por las manos de un jugador o de un equipo en jugadas que no son de tiro.

Este parámetro da una idea de la intensidad defensiva del jugador. Los intangibles dejan de serlo. ¿Se han definido ya parámetros para cubrir todos los intangibles de este deporte? Si no es un sí, es un casi. Este es uno de esos parámetros que permite medir la influencia en el lado de defensa de un jugador más haya de los tapones y las recuperaciones.

Dentro de esta cuenta entran esos balones tocados en defensa, los pases interceptados que no se cogen y se van por la linea de banda, los pases que se desvían y son cogidos por un compañero, los balones que casi pierde el contrario pero que vuelve a recuperar. Esas cosas, que aunque no te devuelven la posesión hace que el ataque del contrario se atranque y que hace que le entren dudas.

Este año estos han sido los jugadores más pesados de la liga, los que no se cansan, los que tienen las manos más largas y rápidas.

#JugadorDeflections
1Paul George (OKC)3,8
2Robert Covington (MIN)3,7
3James Harden (HOU)3,5
4Chris Paul (HOU)3,3
5Thaddeus Young (IND)3,3

Dos cosas que decir con respecto a los líderes de la temporada a este respecto. Uno, Paul George es uno de los favoritos para llevarse el premio al Mejor Defensor del año y en parte es por este número. Dos, lo de James Harden en la tercera posición, si te lo dicen hace dos años te ríes de esa persona en su cara. Los jugadores mejoran con el objetivo del anillo, y esto es una muestra de ello.

Mi primera Copa del Rey en directo

Estoy sentada en el sector 21 del Wizink Center, o lo que es lo mismo el Palacio de los deportes de Madrid. Es mi primera Copa del Rey de basket en directo y si ya me gustaba desde casa por la mera competición, vivir el ambiente de una Copa es espectacular.

En un recinto deportivo están sentadas los grupos de las 8 aficiones, están sentados y mezclados aficionados “sueltos” de todos los equipos, unos al lado de los otros, y luego estamos los que simplemente venimos a ver basket del bueno. Y esto es lo mejor de todo, estamos todos juntos, no pasa nada y nos lo pasamos todos bien. Cosas que tienen la Copa, los aficionados animan a sus equipos, sus equipos pierden o ganan, pero aquí siguen viendo baloncesto. Las aficiones vienen con sus camisetas, sus bufandas y sus charangas y crean un ambientazo espectacular fuera del estadio. Se llega a animar hasta los aficionados que vienen con sus camisetas de equipos que no se han clasificado.

Que maravilla de competición, es genial. Espero poder asistir a muchas más en directo, no tiene nada que ver con cualquier otro evento.

Por cierto, el día que no se clasifique el Baskonia para la Copa, la Copa se echará de menos a sus aficionados.

Barça – Tenerife. Wizink Center

Creo que necesitamos un campo más grande

Esta bien podría ser una petición de cualquier padre con hijos que juegan a cualquier deporte en un campo medio escondido y dejado del cuidado de nadie. Pero nada más lejos de la realidad. Estoy hablando de la necesidad que creo que existe de agrandar un poco la cancha de baloncesto. En los último años este juego a cambiado, ha cambiado mucho; casi tanto como los jugadores.

Como decía existe un cambio en las aptitudes físicas de los jugadores. Cada vez son más altos, más rápidos y físicamente mucho más potentes. Esto impacta directamente en el juego ya que el abanico de posibilidades aumenta mucho. El principal ejemplo de este cambio en los jugadores es Giannis Antetokoumpo. Ya le hemos visto recorrerse la cancha de extremo a extremo en 6 zancadas, o saltar a un contrincante para hacer un mate (no, no fue en el concurso de mates del all-star). Si no lo habéis visto podéis buscarlo en YouTube.
Por otro lado, esta el cambio en la forma de juego. Un cambio que evidentemente es provocado por los jugadores y entrenadores, pero que de igual manera tiene su impacto en ellos mismos. A este cambio en el juego se le han dado varias denominaciones, donde predomina el small ball o el baloncesto de menos de 8 segundos (aunque esto ya tiene más tiempo). Sin embargo yo le llamo el baloncesto donde los triples se han convertido en highlights. Estos dos últimos años nos hemos cansado de ver a jugadores tirar de 8 y 9 metros, ¡y enchufarlas! Es entonces cuando te preguntas, ¿se nos ha quedado corta la linea de 7,25? Aquí dejo la pregunta.

Cancha de baloncesto – Medidas NBA

Estos dos factores crean la necesidad de ampliar el campo en las dos direcciones. A lo largo, para que chavales como Antetokoumpo no sean tan “abusones”. Y a lo ancho, porque ya no les caben los pies en la cancha cuando van a tirar un triple desde la esquina.

¿Cuantas veces se ha visto al arbitro pitar fuera a un tirador en la esquina? Creo que perdí la cuenta la tercera semana de competición.