Creo que necesitamos un campo más grande

Esta bien podría ser una petición de cualquier padre con hijos que juegan a cualquier deporte en un campo medio escondido y dejado del cuidado de nadie. Pero nada más lejos de la realidad. Estoy hablando de la necesidad que creo que existe de agrandar un poco la cancha de baloncesto. En los último años este juego a cambiado, ha cambiado mucho; casi tanto como los jugadores.

Como decía existe un cambio en las aptitudes físicas de los jugadores. Cada vez son más altos, más rápidos y físicamente mucho más potentes. Esto impacta directamente en el juego ya que el abanico de posibilidades aumenta mucho. El principal ejemplo de este cambio en los jugadores es Giannis Antetokoumpo. Ya le hemos visto recorrerse la cancha de extremo a extremo en 6 zancadas, o saltar a un contrincante para hacer un mate (no, no fue en el concurso de mates del all-star). Si no lo habéis visto podéis buscarlo en YouTube.
Por otro lado, esta el cambio en la forma de juego. Un cambio que evidentemente es provocado por los jugadores y entrenadores, pero que de igual manera tiene su impacto en ellos mismos. A este cambio en el juego se le han dado varias denominaciones, donde predomina el small ball o el baloncesto de menos de 8 segundos (aunque esto ya tiene más tiempo). Sin embargo yo le llamo el baloncesto donde los triples se han convertido en highlights. Estos dos últimos años nos hemos cansado de ver a jugadores tirar de 8 y 9 metros, ¡y enchufarlas! Es entonces cuando te preguntas, ¿se nos ha quedado corta la linea de 7,25? Aquí dejo la pregunta.

Cancha de baloncesto – Medidas NBA

Estos dos factores crean la necesidad de ampliar el campo en las dos direcciones. A lo largo, para que chavales como Antetokoumpo no sean tan “abusones”. Y a lo ancho, porque ya no les caben los pies en la cancha cuando van a tirar un triple desde la esquina.

¿Cuantas veces se ha visto al arbitro pitar fuera a un tirador en la esquina? Creo que perdí la cuenta la tercera semana de competición.

Estadísticas NFL. QB Rating.

Bienvenidas sean las estadísticas de la NFL a este rincón. No es la primera entrada sobre los números que nos ofrece la NFL, pero esta vez traigo uno de los más importantes, el QB Rating.

Definición

Es la eficiencia de pase de los quarterbacks. Es un parámetro aplicado a los jugadores que ocupan esta posición o que lancen pases.

Fórmula

El cálculo de este rating no es algo simple, la fórmula no es tan directo como ir a la tabla buscar los datos. Es una fórmula muy grande, por eso se suele dividir en 4 parámetros.

Este rating depende de los siguientes datos:

  • Com: Pases completados
  • Att: Pases intentados
  • Yds Pass: Yardas de pase
  • TD: Touchdowns
  • INT: Interceptaciones

Si, es un poco lío a simple vista, pero no tiene mucha más complicación que poner los cinco datos en su sitio. Pero voy con un ejemplo, cojamos los números del mejor QB de lo que llevamos de temporada 2018/2019, Drew Brees, de los New Orleans Saints.

Este parámetro permite comparar las actuaciones de los quarterbacks, incluso se han hecho los cálculos para todos los quarterbacks de la historia para los cuales se tienen datos.

El valor máximo para este parámetro es de 158,3, este es el Rating perfecto para un QB.

De la formula se obtiene que a medida que aumentan los pases completados, las yardas de pase y los Touchdowns, mayor será este número. Mientras que si el número de intercepciones es mayor, este parámetro descenderá.

No me gustan los empates

Esta es mi gran reflexión del día: “No me gustan los empates, los odio. En el deporte se gana o se pierde.”

Se gana porque llegas el primero a la meta, porque metes más puntos que el contrario o porque es el que menos tiempo tarda. El primero en hacer lo que tenga que hacer gana, el resto pierde, así de simple.

Los únicos empates que entiendo son aquellos que se dan en ligas regulares, porque es verdad que cuando entran en juego más de uno partido puede ser que haya empates en la clasificación, pero siempre se puede encontrar un parámetro para desempatar.
Es cierto que hay deportes en los cuales es más complicado marcar ese punto para ganar un partido; pero siempre hay una forma de hacerlo. Como pasa a veces en tenis, aquí se juega hasta que uno gane. Si tienes que estar seis horas, se está seis horas; y si tienes que decidírtelo todo en los penaltis, pues en los penaltis.
¿Para que te juegas algo si al final no decides quién se lo lleva?