Tim Duncan recoge las deportivas y se va

El 21 de los San Antonio Spurs ha anunciado que deja el baloncesto, que no comenzará la temporada 2016 – 2017 vestido de negro y plata o de ningún otro color (si eso fuese posible).

Cuando yo lo he leído este mediodía he tenido dos reacciones. La primera de ellas ha sido un jo, se va. Probablemente el mejor power forward de todos los tiempos y uno de los grandes jugadores de este deporte. Un super clase con 5 anillos y un puñado de apariciones en el partido de las estrellas. Además una gran cantidad de récords individuales, pero sobre todo colectivos con su equipo y formando de ese trío tan maravilloso que ha formado con Parker y Ginóbili.

Mi segunda reacción ha sido un resumen de esas sensaciones que ha desprendido este grandísimo jugador en la NBA. Para empezar se ha dado la noticia con un simple comunicado, sin grandes despedidas, anuncios o parrafadas. Ni poemas, ni canciones. Parece que le han obligado a hacerlo público. Yo me imagino a Tim Duncan llegando al AT&T Center, entrando, saludando al personal del estadio, llegando al vestuario para recoge los trastos y a continuación se va diciendo “bueno pues me marcho, adiós” Y ya está, así de simple. Sin llamar la atención, sin focos y sin una tonelada de periodistas.

Podría terminar el post con una ristra de números y récords, pero no me apetece. Me gusta más resaltar la sensación que ha dejado en la NBA. Esa sensación que ha llevado a una cascada de reacciones y de agradecimientos por parte de la Liga. Alguna de ellas:

  • Kobe Bryant

  • Steve Kerr

  • Dwyane Wade

  • Scottie Pipen

Por supuesto la mejor definición de las 19 temporadas de “The Big Fundamental” es de su propio equipo.

 

Y a medida que iba leyendo tweets, ha llegado Jamal Crawford para recordarnos que este año esta siendo una catástrofe

 

A mi solo me queda decir, Gracias. Cualquier adjetivo o explicación que pueda agregar se quedaría corta.

Kobe Bryant, punto y final.

Me levanto esta mañana, abro twitter y ahí está. Nos dice que se va, que esta temporada pisará todas esas canchas con el 24 a la espalda por última vez. Un final anunciado, pero que esperas que nunca se haga oficial, porque no quieres que se vaya nunca. A pesar del pésimo año que esta haciendo, siempre que le he visto ha pasado por mi cabeza una película con todos esos momentazos que nos ha dejado. Por eso, ingenúa de mi, esperaba que este momento no sucediese nunca. Porque los grandes jugadores no deberían de retirarse nunca.

Además, Kobe ha sido para mi familia la piedra angular, entre el baloncesto que ha visto mi madre (el de Jordan, Magic, Bird… Lakers vs Celtics) y el que veo yo (el de Harden, Curry, Lebron, Gasol, Davis… los Spurs) Siempre ha sido el jugador de nuestra casa. Así que supongo que también le echaremos de menos 🙂

Aúnque ya hemos encontrado, sin querer, otro nexo de unión, ya os hablaré de él, mejor dicho, de ellos.

Aquí os dejo el tweet qué publicó, con la carta de despedida.

Y Muchas Gracias por todo Kobe.