Dios volvió a disfrazarse de jugador de Baloncesto

Un partido que empezó mal en los 2 primeros cuartos para Warriors. Siguió peor en el 3 cuarto, se nos paro el corazón de repente al ver cómo se torcía ese tobillo izquierdo, y terminó con un final épico.

Ganar un partido con un tiro desde más de 9 metros. Puede suceder en cualquier partido de Basket, fruto de cualquier alineación de circunstancias y una gran cantidad de suerte. Sin embargo, esta noche cuando salía ese balón de las manos de Curry todos sabíamos lo que iba a pasar. Era un tiro con una componente de suerte limitada a su mínima expresión.


Y entró, y grite, y grito mi madre, y mi vecino, y los medios, y hasta media NBA.

 

@StephenCurry30 needs to stop it man!!! He’s ridiculous man! Never before seen someone like him in the history of ball!  – Lebron James

Curry is UNREAL – Dwyane Wade

He can’t be human – DeMar DeRozan

OH. MY. GOD – Aaron Gordon

No somos conscientes de lo que estamos presenciando. Están llevando a este maravilloso deporte un paso más allá. Disfrutemos

Kobe Bryant, punto y final.

Me levanto esta mañana, abro twitter y ahí está. Nos dice que se va, que esta temporada pisará todas esas canchas con el 24 a la espalda por última vez. Un final anunciado, pero que esperas que nunca se haga oficial, porque no quieres que se vaya nunca. A pesar del pésimo año que esta haciendo, siempre que le he visto ha pasado por mi cabeza una película con todos esos momentazos que nos ha dejado. Por eso, ingenúa de mi, esperaba que este momento no sucediese nunca. Porque los grandes jugadores no deberían de retirarse nunca.

Además, Kobe ha sido para mi familia la piedra angular, entre el baloncesto que ha visto mi madre (el de Jordan, Magic, Bird… Lakers vs Celtics) y el que veo yo (el de Harden, Curry, Lebron, Gasol, Davis… los Spurs) Siempre ha sido el jugador de nuestra casa. Así que supongo que también le echaremos de menos 🙂

Aúnque ya hemos encontrado, sin querer, otro nexo de unión, ya os hablaré de él, mejor dicho, de ellos.

Aquí os dejo el tweet qué publicó, con la carta de despedida.

Y Muchas Gracias por todo Kobe.

Flujo de dólares en la NBA. El contrato de TV.

Se lleva una semana y algo más de NBA y bueno… se ha visto ya un montón de cosas. Además esto no tiene pinta de que vaya a decelerar, vamos a seguir viendo exhibiciones día sí y día también. La razón es muy simple: ceros, ceros y más ceros, pero ceros de los que se colocan a la derecha, que son los que valen, en sus futuros contratos. Es más si sois los que seguís esta liga habréis visto un verano en el que se han firmado contratos muy locos y también hemos visto a más de un jugador «dar el palo» a alguna que otra franquicia. La culpa de todo esto la tiene, única y exclusivamente, el nuevo contrato de TV.

Si bien es cierto, que el nuevo contrato de TV que entrará en vigor en la temporada 2016/2017 no solo traerá consigo una cantidad ingente de dinero, sino que afectará a la cantidad de partidos que se retransmitirán. Al estar en España esto no nos afecta directamente. Este nuevo contrato también tendrá impacto en la firma del siguiente convenio colectivo. En este caso voy a poner mi atención en las cifras esas que hacen posible el supercontrato de Anthony Davis, por poner un ejemplo.

Basicamente podemos definir el contrato de TV, como la cantidad de dinero que recibirá la liga por ceder los derechos de retransmisión a una o varias cadenas. En el caso de la NBA, están implicadas TNT, ABC, ESPN, ESPN2 y NBA TV. Los contratos de TV que firma la NBA tienen una validad de 9 temporadas, y el actual contrato expira esta temporada 2015/2016. El nuevo contrato que entrará en vigor en la temporada 2016/2017 triplicará, y digo bien, triplicará los ingresos que tendrá la liga por parte de las cadenas.

Así pues, respiren hondo porque vamos a comparar las cifras.

  • Contrato actual. Fin temporada 2015/2016.
    • Validez de 9 años.
    • Ingresos totales en 9 años de 8370 millones $ 
      • 930 millones $ por temporada.
  • Nuevo contrato. Entrada en vigor en temporada 2016/2017.
    • Validez de 9 años. Expira en la temporada 2024/2025.
    • Ingresos totales en 9 años de 24000 millones $ 
      • 2600 millones $ aproximadamente por temporada.

Como hemos dicho, con este nuevo contrato de TV, los ingresos triplican el valor del actual contrato de televisión. Estos aumentarán un 287%.

El aumento de la cantidad de dinero que recibe la liga, implica que los equipos tengan más ingresos. Esto permite aumentar el Salary Cap (tope salarial), es decir, los equipos disponen de una mayor cantidad de dinero para gastarse en los salarios de los jugadores, sin tener que incurrir en la tasa de lujo, ya que estos van en función de este Salary Cap.

Este Salary Cap ha ido cambiando según temporadas, ya que depende de los ingresos que tienen los equipos. La situación ha sido la siguiente, aproximadamente:

Esquema Salary Cap pic

De aquí en adelante el aumento será mayor, llegando a rondar los 100 millones de $ en la temporada 2017/2018.

Esta firma ha tenido unos efectos inmediatos en la firma de contratos estos últimos años y como digo este mismo verano. Por un lado  muchos jugadores no han firmado estos contratos de larga duración, para poder renegociar su contrato o situación ateniéndose a las nuevas cifras. El ejemplo más claro, Lebron James. Y por otro lado, lo que hemos visto este mismo verano, como que los New Orleans Pelicans le van a dar 145 millones $ en 5 temporadas a Anthony Davis. Así, tranquilamente. O que Marc Gasol ha firmado otra vez con Memphis Grizzlies por unos 113 millones $ en 5 temporadas también.

Otra de las consecuencias a corto plazo será la posible ruptura del convenio colectivo por parte de los jugadores, para volver a renegociar las ganancias de estos. ¿Se viene otro lock-out? Veremos.

Todo esto influirá en la temporada regular, ya que muchos jugadores esperan hacer la temporada de su vida y destacar a nivel individual para conseguir el contratado de su vida. Así que si nos descuidamos veremos hasta al de seguridad tirándose hasta las zapatillas.