843 horas de deportes

Analytics, una de las palabras de moda del lugar donde trabajo, algo que tiene mucho peso y que esta muy de moda en todos los ámbitos. Así que hasta yo me he puesto a hacer mis Analytics. Si te preguntas que son las Analytics, pues la verdad es que podíamos simplificarlo a un análisis de datos. Pero tampoco voy a entrar más en ello, es solo para que te hagas una idea.

Durante el año pasado, el año natural, en el 2016 tuve la “genial” idea de apuntar todos los acontecimientos deportivos que iba viendo y apuntando las horas que implicaban esas retransmisiones. A partir de todos esos datos que he recopilado pues puedo concluir que me gusta el baloncesto. Ninguna novedad al respecto, como decir que el cielo es azul o la nieve es blanca. Pero la realidad es que la diferencia con otros deportes es significativa.

Horas de deportes 2016

Es importante destacar que el año pasado fue año olímpico y todas esas horas no están contempladas en esta estadística. Así que a todo esto habría que añadirle 17 días de 8 horas de deporte.

De todos estos números se pueden obtener varias cosas sobre lo que he visto o dejado de ver.

  • 394 horas de baloncesto repartidos entre la NBA, Euroliga y Liga ACB principalmente, porque me gusta el baloncesto.
  • El fútbol americano a entrado en mi lista de manera fuerte, muy fuerte. Lo suficiente para ver unas 150 horas.
  • He pasado bastante de MotoGP y mucho más de la F1. Apenas 26 horas cuando un gran premio de motociclismo ya solo nos da 5 horas de carreras aproximadamente. La mitad de esas 26 horas corresponden al Dakar2016
  • Hay sitio para ver Waterpolo y los playoffs de Ice-hockey.

Todas esas horas serían como estar viendo algún deporte durante 35 días seguidos, sin parar.


Durante estos primeros meses de 2017 he seguido apuntando todos los partidos, carreras y similares. Supongo que puedas imaginarte cual es la que más horas acumuladas tiene a día de hoy. Y sí, es el baloncesto.

Ya es verano, ya ha comenzado Le Tour de France

 

El verano no comienza en todo su esplendor y al 100% hasta que el Tour de Francia no comienza. Es cierto que los niños ya llevan unos días de vacaciones, que hace calor desde hace tiempo. ¿Estoy o no en verano? Es verdad que es tiempo y situación de verano. Sin embargo, en cuanto veo a esos valientes montados en esas bicis por la tele, no cabe duda que estoy en verano.

Hoy, 2 de Julio, ha comenzado desde el espectacular Mont-Saint-Michele la edición 103 de la gran vuelta por excelencia de este deporte. Hoy se han hecho los primeros 180km de los 3519 km que tiene esta edición que terminará el 24 de Julio en los Campos Elíseos, como no podía ser de otra manera.

Ruta Le tour 2016

Este año Le Tour nos ha preparado un recorrido donde si eres sprinter… bueno pues no te molestes mucho en venir. Igual es más rentable que te quedes en casa preparando los Juegos Olímpicos o el mundial. Porque hasta los días más llanos se han tomado la libertad de meter repechos al final de la etapa que se le puede atragantar a alguien. Y por supuesto, esos puertos míticos que aunque no sepas geografía francesa sabes en que conjunto montañoso están situados. Bagnères de Luchon, Mont Ventoux, Peyresourde…

Además de tener un recorrido bastante majo a mi parecer, por supuesto están todos los nombres que pueden ponerse encima de la mesa a día de hoy. Froome, Quintana, Contador, Kittel, Sagan, Cavendish, Nibali… están todos los que tenían que estar.

Como ya he dicho, es la vuelta de las vueltas. Así que todo ese poder que tiene, sus ingresos y sus beneficios le permite introducir innovaciones. En este caso, los cambios que introduce son más que vistosos para el espectador. Yo destaco dos cosas, las cámaras On-board y el live tracking. Cada día habrá dos o tres corredores que llevarán una cámara en la bicicleta para mostrarnos como es ir en el pelotón bajando, subiendo, llegando a un sprint, rodando cómodamente. ¡Para ver lo difícil que es ir en pelotón! Además, el live tracking nos permite ver las distancia y la posición en tiempo real de cada corredor. Si te ha fijado debajo del sillín de cada bici hay como un apéndice que sale hacia atrás. Es el sistema GPS que lleva cada bici para darnos la información de su posición en tiempo real. En las etapas de montaña es muy útil para tener a todos los favoritos colocados.

Así que, es Julio y tenemos el Tour. Bienvenidas sean las tardes de buen ciclismo y de grandes siestas. Disfruten.

 

Flujo de dólares en la NBA. El contrato de TV.

Llevamos una semana y algo más de NBA y bueno… hemos visto ya un montón de cosas. Esto ha empezado a lo bestia, a toda velocidad. Además esto no tiene pinta de que vaya a decelerar, vamos a seguir viendo exhibiciones día sí y día también por parte de las grandes estrellas de la liga. La razón es muy simple: ceros, ceros y más ceros, pero ceros de los que se colocan a la derecha, que son los que valen, en sus futuros contratos. Es más si sois los que seguís esta liga habréis visto un verano en el que se han firmado contratos muy locos y también hemos visto a más de un jugador “dar el palo” a alguna que otra franquicia. La culpa de todo esto la tiene, única y exclusivamente, el nuevo contrato de TV.

Si bien es cierto, que el nuevo contrato de TV que entrará en vigor en la temporada 2016/2017 no solo traerá consigo una cantidad ingente de dinero, sino que afectará a la cantidad de partidos que se retransmitirán. Pero claro, nosotros estamos en España y no nos afecta tan directamente. Este nuevo contrato también tendrá repercusión en la firma del siguiente convenio colectivo. En este caso voy a poner mi atención en las cifras esas que hacen posible el supercontrato de Anthony Davis, por poner un ejemplo.

Basicamente podemos definir el contrato de TV, como la cantidad de dinero que recibirá la liga por ceder los derechos de retransmisión a una o varias cadenas. En el caso de la NBA, están implicadas TNT, ABC, ESPN, ESPN2 y NBA TV. Los contratos de TV que firma la NBA tienen una validad de 9 temporadas, y el actual contrato expira esta temporada 2015/2016. El nuevo contrato que entrará en vigor en la temporada 2016/2017 triplicará, y digo bien, triplicará los ingresos que tendrá la liga por parte de las cadenas.

Así pues, respiren hondo porque vamos a comparar las cifras.

  • Contrato actual. Fin temporada 2015/2016.
    • Validez de 9 años.
    • Ingresos totales en 9 años de 8370 millones $ 
      • 930 millones $ por temporada.
  • Nuevo contrato. Entrada en vigor en temporada 2016/2017.
    • Validez de 9 años. Expira en la temporada 2024/2025.
    • Ingresos totales en 9 años de 24000 millones $ 
      • 2600 millones $ aproximadamente por temporada.

Como hemos dicho, con este nuevo contrato de TV, los ingresos triplican el valor del actual contrato de televisión. Estos aumentarán un 287%.

El aumento de la cantidad de dinero que recibe la liga, implica que los equipos tengan más ingresos. Esto permite aumentar el Salary Cap (tope salarial), es decir, los equipos disponen de una mayor cantidad de dinero para gastarse en los salarios de los jugadores, sin tener que incurrir en la tasa de lujo, ya que estos van en función de este Salary Cap.

Este Salary Cap ha ido cambiando según qué temporadas, ya que depende de los ingresos que tienen los equipos. La situación ha sido la siguiente, aproximadamente:

Esquema Salary Cap pic

De aquí en adelante el aumento será mayor, llegando a rondar los 100 millones de $ en la temporada 2017/2018.

Esta firma ha tenido unos efectos inmediatos en la firma de contratos estos últimos años y como digo este mismo verano. Por un lado  muchos jugadores no han firmado estos contratos de larga duración, para poder renegociar su contrato o situación ateniéndose a las nuevas cifras. El ejemplo más claro, Lebron James. Y por otro lado, lo que hemos visto este mismo verano, como que los New Orleans Pelicans le van a dar 145 millones $ en 5 temporadas a Anthony Davis. Así, tranquilamente. O que Marc Gasol ha firmado otra vez con Memphis Grizzlies por unos 113 millones $ en 5 temporadas también. Resumiendo, con la situación actual, creo que tendremos que acostumbrarnos a oír cifras altísimas durante los próximos veranos.

En los próximos veranos muchas superestrellas, por nombrar alguna Lebron James y Durant, serán agentes libres y esto va a ser una locura de $. Otra de las consecuencias a corto plazo será la posible ruptura del convenio colectivo por parte de los jugadores, para volver a renegociar las ganancias de estos. ¿Se viene otro lock-out? Veremos.

Es evidente que el supercontrato que han firmado es algo espectacular, tanto que muy pocas ligas llegan a tales números (en lo que a contratos de TV se refiere).

Todo esto influirá en la NBA, ya que muchos jugadores esperan hacer la temporada de su vida, destacar por encima del resto y “llamar la atención” a nivel individual para conseguir el contratado de su vida. Así que si nos descuidamos veremos hasta al de seguridad tirándose hasta las zapatillas.