9312 minutos de baloncesto.

Esa es la cifra, 9312 minutos de baloncesto que he visto durante el 2015. Así de claro, como te lo cuento. Desde el 1 de enero he ido apuntado todos los partidos que he visto en mi agenda, con sus resultados y todo. Objetivo, poder medir todo lo que he visto.

Estas son mis estadísticas.

He visto 216 partidos en 7 competiciones diferentes, como son:

  • NBA
  • ACB o Liga Endesa
  • Euroleague
  • Eurocup
  • NCAA
  • Lega Italiana
  • Competiciones FIBA, que principalmente han sido partidos del Eurobasket del 2015.

Además, y lo mejor de todo, es que he podido a ver partidos en directo (12 para ser exactos), que es lo que más me gusta de todo.

Así que si hago unos cálculos rápidos y fáciles, pues nos salen 9312 minutos de baloncesto durante el 2015.

Partidos al año.jpg

Y si cambio un poco las unidades de minutos a hora y días igual es más fácil ponerlo en perspectiva.

min, hor, dia.jpg

155 horas viendo baloncesto… y lo bien que me lo he pasado.

Bueno, ya he empezado con una nueva agenda para el 2016 donde apuntar todos los partidos de basket de este año. Pero voy a ir un poco más allá y voy a añadir todos los partidos y competiciones, en general, de todos los deportes. Veré que números salen a final de año.

 

 

Este ha sido mi 2015. Parte 2

Verano!!! El verano mola porque nos vamos de vacaciones, hace sol, vamos a la playa o a la piscina y podemos estar más tiempo en la calle; pero también porque es tiempo de mundiales.

Eje Jul - DicEl primero de todos el mundial de Natación, Kazan 2015. Tiempo de los que vuelan debajo del agua, o de los que bailan debajo del agua. Parejas mixtas en sincronizada, porque hay que avanzar en todo. Ver a Lochte, Kromodijojo, Franklin, Le Clos… es un pasatiempo en nuestra familia y además están los chicos que deciden que 30 metros es una altura ideal para lanzarse al agua.

Pero más y más mundiales, los de Atletismo, Beijing 2015. Bolt si, Bolt no, Bolt ganará o no ganará. Bolt llegó, corrió y volvió a ganar. Y así en el 100m y en el 200m y en los relevos. Lavillenie llegó, cogió la pértiga, salto, pero no lo suficiente. El absoluto dominador de esto se vuelve a quedar sin mundial. Pleno Siglo XXI ¡no se mide lo que se salta en salto de longitud, pero se salta lo que se mide!

Y entre mundial y mundial, US Open para Djokovic. Ya empiezo a echar números y… flipo.

Avanzamos y una tarde de miércoles de septiembre estábamos sufriendo mientras veíamos como se jugaba la semifinal Francia – España del Eurobasket. Sin embargo, llego un momento en el que Gasol decidió que ese partido lo ganaba España, y en ese momento, media España se ponía a buscar calificativos para poder definir a este tipo, porque lo que estábamos viendo se nos escapaba de nuestro entendimiento.

Y se termina el verano y comienza el gran mundial de este año. El mundial de Rugby, Inglaterra 2015. Placajes y meles y patadas a palos, la caída estrepitosa de dos grandes selecciones y el poderío del hemisferio sur con respecto al norte. Pasaron muchas cosas diferentes e incluso sorprendentes en el camino para terminar con victoria de los de siempre, los de negro, los All-Blacks.

Se va terminando el 2015 y Djokovic sigue ganando, el mejor año de la historia de un tenista. Si queréis algún dato más, os lo detallo aquí, en una entrada anterior en mi blog. Además las mejores raquetas españolas las empuñan chicas, Muguruza la de tenis y Carolina Marín la de bádminton.

Y para ir terminando, aunque no os lo parezca, el atletismo español ha hecho historia, aunque no quiero atribuírselo al atletismo español, porque simplemente creo que no se lo merece. Se lo atribuyo a su protagonista, Ruth Beitia, que ha sido la primera española en ganar la Diamond League. Comenzó siendo la primera en ganar un mitín de esta competición y terminó llevándose el diamante a casa.

El salto de nuestras vidas.

 

GasolvsGasol

 

El salto de nuestras vidas, el de la mía, el de alguno de mis colegas, el de mi madre, el de mi primo y el de todos aquellos que siguen el baloncesto en este país, porque a fin de cuentas esto es la máxima expresión del desarrollo y evolución del baloncesto en este país.

Pero ya, si sigues esto del aro y de la canasta con un poco más de intensidad como yo (o quizás con mucha intensidad), quizás te paso lo mismo que a mi. 2.55 de la madrugada, suena la alarma, cojo el ordenador y ahí están Carnicero, Daimiel y Loncar (estos también forman parte de este trozo de historia, tanto como la historia del basket español en la NBA). Presentaciones de los equipos y primera subida de pulsaciones. Además, la NBA este tipo de detalles los tiene muy en cuenta. Ese abrazo. Vale, seguimos, himno de Canadá, himno de USA. Vamos allá, quintetos a la cancha, se saludan, se colocan… emoción. Se preparan, por favor que no pase el tiempo, me emociono tanto que se me cae hasta una lagrimita. Balón al aire, se para el tiempo, como si saltasen a cámara lenta, más emoción, lo he visto ¡¡LO HE VISTO!!

Lo he visto y cada vez que lo veo me emociono. Esta es mi imagen del 2015 y ningún acontecimiento deportivo puede superarlo, imposible y quizás haya pocos momentos futuros en el deporte que puedan superar esto. y ¡¡lo he visto!!