Te regalo un Francia – Inglaterra

Y digo un Francia – Inglaterra de rugby como te puedo decir un España – Italia de fútbol, como un asiento en el circuito de Montmelò. El caso es que te estoy regalando una entrada para ver un espectáculo deportivo. Para mi es una de los regalos más maravillosos que me pueden hacer.

Para empezar, ver una competición deportiva en directo es algo muy especial y el hecho de ir a un estadio siempre es algo maravilloso. La forma de ver el partido es diferente, en una atmósfera única tanto para lo bueno como para lo malo. Si además esto es algo que no puedes hacer todas las semanas, entonces pasa de ser un acontecimiento importante, a ser el evento del mes o incluso del año. 

En lo que a mi respecta, he vivido en varias ciudades con más o menos posibilidades de ver partidos con cierta frecuencia. A veces no lo he aprovechado porque era un poco complicado llegar al estadio o por diferentes obligaciones. Por ejemplo, estos meses en Milán, que iba bastante a ver al Olimpia Milano de baloncesto, todos los días de partido eran especiales. Sonaba el despertador y ya me levantaba con una sensación diferente, aquel era día de partido. Así que imagínense lo que supone que alguien me regale una entrada. Sin lugar a dudas me hará la persona más feliz ese día, y que no quepa duda que sea de lo que sea acertará con el regalo.

YRegaloo creo que para alguien que le gusta algún deporte, regalarle una entrada es algo muy especial y que seguro que recordará y agradecerá porque sabe lo bien que se lo va a pasar. A pesar de que sea algo efímero, ya que vas a ver el partido y ya está, seguramente se guarde esa entrada como recuerdo y a ella estará asociada el nombre de la persona que se lo regaló.

Si bien es cierto, que a veces no todo es tan maravilloso como parece. Es posible que alguna vez te regalen una entrada, pero que para disfrutarla tengas que desplazarte e incluso alojarte una noche en un hotel. Puede que entonces el presupuesto se nos vaya de las manos. Aunque, pensándolo bien…. no creo que vaya a suceder todos los días, así que estiremonos por una vez ¿no?

Y vosotros, ¿alguna vez les han regalado una entrada? o ¿han regalado una entrada a algún amigo?