Mi primera Copa del Rey en directo

Estoy sentada en el sector 21 del Wizink Center, o lo que es lo mismo el Palacio de los deportes de Madrid. Es mi primera Copa del Rey de basket en directo y si ya me gustaba desde casa por la mera competición, vivir el ambiente de una Copa es espectacular.

En un recinto deportivo están sentadas los grupos de las 8 aficiones, están sentados y mezclados aficionados “sueltos” de todos los equipos, unos al lado de los otros, y luego estamos los que simplemente venimos a ver basket del bueno. Y esto es lo mejor de todo, estamos todos juntos, no pasa nada y nos lo pasamos todos bien. Cosas que tienen la Copa, los aficionados animan a sus equipos, sus equipos pierden o ganan, pero aquí siguen viendo baloncesto. Las aficiones vienen con sus camisetas, sus bufandas y sus charangas y crean un ambientazo espectacular fuera del estadio. Se llega a animar hasta los aficionados que vienen con sus camisetas de equipos que no se han clasificado.

Que maravilla de competición, es genial. Espero poder asistir a muchas más en directo, no tiene nada que ver con cualquier otro evento.

Por cierto, el día que no se clasifique el Baskonia para la Copa, la Copa se echará de menos a sus aficionados.

Barça – Tenerife. Wizink Center

Los contrastes del primer fin de semana de febrero

Aquí estoy, estrenando el mes de febrero. Ya ha pasado el primer mes del año y casi no me he dado cuenta. En esta lluviosa y ventosa tarde de sábado estoy delante de la televisión viendo cómo Inglaterra le ha dejado las cosas claras a Irlanda. A su vez, se me viene a la cabeza la Super Bowl que se celebrará la madrugada del domingo al lunes. ¿Qué contraste no?

El primer fin de semana de febrero siempre nos deja un contraste fascinante, un contraste en muchos ámbitos que puede rodear a un deporte. Este fin de semana nos trae el inicio del 6 Naciones de Rugby y la conclusión de la NFL con la Super Bowl.

Por un lado el 6 Naciones muestra cómo se entiende el deporte en Europa. Ese aficionado que va a al estadio a ver deporte, ese deporte. Ese aficionado que va a animar a su equipo y que lo único que quiere es que su equipo gane y si no probablemente haya sido un mal día. Se muestran tradiciones y protocolos que existen desde la existencia del mismo deporte.

Por el otro lado la final de la Super Bowl trae el espectáculo, lleva el espectáculo a la máxima expresión. El aficionado ve a pasar el fin de semana a la sede de este partido, va a disfrutar de todo lo que rodea al partido y además ver el partido. Se entiende el deporte como un show, un show deportivo, que siempre te está ofreciendo algo con el que entretenerte desde el minuto uno que te sientas en tu localidad del estadio.

No por ello quito ningún tipo de aliciente o mérito a ninguno de los dos deportes; es más, tan siquiera estoy tocando el deporte en sí mismo. Ni mejor, ni peor, cada uno lo suyo, me encantan los dos; y pienso ver los dos. Ya he visto lo primera jornada del 6 Naciones completa y mañana trasnocharé para ver la Super Bowl.